La caza del Muflón

La caza al acercamiento o rececho es la modalidad de caza mayor mejor adaptada a esta especie. Es una actividad muy delicada, porque el Muflón es desconfiado y, sobre todo, está dotado de una excepcional agudeza visual. Puede detectar la presencia humana incluso a más de 800 m. de distancia. Además, vive en manada, por lo general bajo la atenta vigilancia de una hembra vieja, que da inmediatamente la voz de alarma. El Muflón suele utilizar las cornisas rocosas como observatorio.

Zona y Temporada

Entre Diciembre y Febrero es la mejor época para la caza del Muflón, aunque los cotos privados o fincas, como en el resto de especies, se puede cazar en otras épocas. Habitualmente ocupa hábitats tan diferentes como las zonas de cumbres deforestadas y rocosas de Mágina y Cazorla, los bosques húmedos de Cádiz, o las agrestes y secas laderas del Teide. Su área de distribución incluye principalmente parte de Extremadura, Toledo, Ciudad Real y Córdoba, así como la Serranía de Cuenca y Cazorla y algunas localidades aisladas de Valencia, Alicante y Murcia hallándose también en Tenerife. En Sierra Mágina se le puede encontrar en cotas superiores a los 2000 m.

Características

El Arruí es un bóvido de la subfamilia Caprinae oriundo de las zonas rocosas del Sahara y el Magreb. Fue introducido en 1970 en Sierra Espuña (Murcia) con fines cinegéticos. Su rápida adaptación, gracias a la ausencia de predadores y competidores hizo que su población aumentara de forma espectacular. Poco a poco ha ido colonizando las sierras circundantes llegando hasta Alicante. Cazando en la modalidad de rececho, un cazador tiene la suerte de abatir un buen macho de más de 70cm, muy cerca de Jijona, una comarca más conocida por sus afamados turrones que por la caza. El Arrui es herbívoro; consume una amplia gama de materias vegetales, como cortezas, plantas herbáceas y brotes y hojas de árboles y arbustos musgos y líquenes, setas, etc. Únicamente en las épocas más secas se acerca a puntos de agua para beber, mostrando durante todo el año una gran apetencia por la sal. En septiembre comienza el celo y las manadas se deshacen en pequeños grupos. Entonces los machos adultos y dominantes reúnen su harén de hembras y se disponen a defenderlos de otros.

Los comentarios están cerrados.