La caza del Jabalí

La caza mayor se caracteriza por usar principalmente las modalidades de esperas, recechos y monterías, aunque la que más e usa en la caza del jabalí es el acecho o espera. El tipo de modalidad elegida dependerá de las condiciones del terreno. La espera es una modalidades que requiere paciencia y resistencia a las inclemencias climáticas, no apta para cazadores ansiosos o impacientes.

Zona y Temporada

El jabalí está muy extendido a lo largo de toda nuestra península, habitando fundamentalmente en las zonas donde existen bosques de espesa vegetación, y su temporada de caza se centra entre Septiembre y marzo, aunque algunas comunidades autónomas amplían las fechas para controlar el nº de piezas que habitan en sus bosques.

Características

Su tamaño puede alcanzar una longitud cercana a los 2,2 metros desde la punta del hocico hasta el final de la cola, mientras la altura de su cruz puede llegar hasta el metro, y su peso puede alcanzar los 160 Kilos, aunque una pieza de 100 kilos será lo más habitual. Pero su valor cinegético no está dado por su peso o tamaño, sino por el largo de los colmillos inferiores. De color negro en paletillas, cuartos traseros y zona cervical; mientras que el resto del cuerpo es de un color castaño amarillento. Posee una fuerte boca con 22 dientes por mandíbula de entre los que destacan los caninos inferiores que en ocasiones pueden llegar a medir hasta 25 centímetros. No tiene buena vista, lo cual es suplido con un magnífico sentido del oído. En España se conocen dos tipos de jabalí: Jabalí Castellano. Jabalí Bético. El jabalí es una especie de costumbres gregarias, que forma grupos compuestos por machos, hembras y jabatos; mientras que los jabalíes de mayor edad suelen vivir de forma solitaria (excepto en la época de celo). Animal de hábitos nocturnos que pasa el día tumbado en su encame, si bien en lugares en los que es consciente de que no existe peligro, puede pasar más horas fuera de su lecho. Le gustan de montes espesos, barrancos y arroyos, lugares que les ofrezcan rincones seguros en caso de necesitar escapar. Son muy hálibes escondiéndose entre la espesura del bosque. Su época de celo comienza a finales del otoño-principios de invierno, los machos protagonizan encarnizadas luchas para conseguir el favor de las hembras. El jabalí es una especie omnívora que come prácticamente de todo, lo cual da muestras de su enorme capacidad para subsistir. Esto les convierte además en un gran peligro para las cosechas, por lo que es uno de los animales más temidos por los agricultores.

Los comentarios están cerrados.