La caza de la Cabra

Entre precipicios y altas peñas encontramos la especie más elegante de la caza mayor en España, La cabra montesa o cabra montés se bate mediante la modalidad de rececho, ya que es el único permitido por ser el más deportivo, emocionante, y que más se presta a la selección del preciado trofeo. Se madruga mucho para recorrer los riscos y ventisqueros, a veces con nieve y hielo, para que cuando comience el día, tengamos la mejor posición posible para observar con prismáticos el monte y localizar un buen macho montés.

Zona y Temporada

La temporada permitida para cazar la cabra montés es durante el otoño y hasta el comienzo del invierno. Se trata de una especie bastante controlada por las administraciones para preservar su existencia y podemos encontrarla en bosques y matorrales de alta y media montaña de 2000 a 3500 metros de altura en zonas como las serranías centrales, la Sierra de Gredos (Ávila), las sierras paralelas al Mediterráneo peninsular, con su colonia más importante en Sierra Nevada hasta el nivel del mar en la zona costera que limita las provincias de Granada y Málaga. También se distribuyen en los Puertos de Tortosa-Beceite ( Cataluña ), el Valle de Ordesa (Huesca), y en las sierras de Cazorla, Segura.

Características

La cabra montés o cabra hispánica es una de las especies más emblemáticas de la fauna ibérica. Los machos miden, entre cabeza y cuerpo, 1,25 m y pesan de 50 a 58 kg. Las hembras miden 1 m y pesan de 30 a 36 kg. Su pelo es corto en verano y de un color pardo, mientras que en invierno tienen el pelo largo y con manchas de color negro en el lomo. Dependiendo de las subespecies sus capas mezclan colores negros, grisáceos y pardos. Su cuerpo es fuerte y robusto. Tanto los machos como las hembras tienen cuernos, siendo los de éstas mucho más pequeños. Los cuernos de los machos son grandes, rugosos y anillados. Los cuernos crecen proporcionalmente con la edad, un anillo por año. Complexión fuerte y robusta. El macho tiene una cornamenta grande, sin ramificar, que se desvía ligeramente hacia atrás. En la hembra es pequeña y delgada. La presencia de barba en los machos, su mayor corpulencia y la gran extensión de manchas negras, les diferencia de las hembras. Está dotada para andar entre rocas y saltar por paredes casi verticales o incluso hielo Comen de todo, como hierbas, líquenes, cortezas, brotes y frutos. Con frecuencia lamen la sal que los pastores suministran al ganado. La época de celo es entre noviembre y enero. Es entonces cuando se reúnen machos y hembras. Los machos se comportan agresivamente entre sí y luchan por las hembras. Se alzan sobre las patas traseras, entrechocando las cuernas al caer. El vencedor se hace con un pequeño harén que abandona después de las La gestación dura unos 5 meses, y la época de parto es entre abril y julio. Tienen entre una y dos crías, a las que amamanta hasta los seis meses de edad. Posteriormente, si la cría es un macho, abandona a la madre y se une a los otros machos. Es una especie de hábitos diurnos en invierno, y se va haciendo nocturna en el verano. Viven en grupos de rebaños separados; Por un lado las hembras con sus crías y machos jóvenes y por otro los machos adultos.

Los comentarios están cerrados.